©Francisco Estepa López

Safe Creative #1502100159576

CASARICHE. ¿Atentado a un tren... o salvajada?

CASARICHE. 150 ANIVERSARIO DEL FERROCARRIL. 1865-2015.

Estimada lectora, estimado lector:

Aunque las varias notas de prensa puedan parecer repetitivas, os agradecería la total lectura para así poder ser participes de los cambios que en ellas se producen.

Espero que disfruten de la lectura, y con ello aumentar vuestra cultura general.

Gracias por vuestra atención.

Atentamente;

"Crónicas de Casariche"... o mejor dicho: Francisco Estepa López



¿¿¿ATENTADO…


Diario de Córdoba de comercio... Año LX. Núm. 17.999. Viernes, 2 de Junio de 1909:

“RODRIGO SORIANO
                   UN ATENTADO

Procedente de Granada llegó anoche á esta capital el Diputado á Cortes republicano don Rodrigo Soriano, que continuó el viaje á Madrid en el tren expreso.

Según manifestó en la estación, entre Casariche y Puente Jenil un desconocido hizo un disparo de arma de fuego al coche en que viajaban él, Bores Romero y otras personas.

El proyectil pasó rozando el sombrero á una señora francesa, que milagrosamente no fué victima de este bárbaro atentado.

El señor Soriano, desde la estación de Córdoba, telegrafió á la prensa de Madrid dándole cuenta del incalificable hecho.”



El Imparcial (Madrid). 1867). Jueves, 3 de Junio de 1909. Pág. 2:

“UN ATENTADO

Recibimos ayer mañana con gran retraso el siguiente despacho:

                                       <<Córdoba 2 (12,45 madrugada)

Acaba de cometerse entre Casariche y Puente Genil un bárbaro atentado. Contra un coche del tren donde viajábamos el señor Bores y Romero y yo, han disparado un tiro, cuya bala ha atravesado dos cristales, salvándose milagrosamente una señora francesa que viajaba en el mismo coche pero en distinto departamento.

Los viajeros, indignados, reclamaron el auxilio del jefe de la Guardia Civil.

Se ha comentado mucho el suceso por los amigos políticos que salieron a recibirnos á las estaciones.

Excuso comentarios.-. Rodrigo Soriano>>

*
Los Sres. Soriano y Bores llegaron ayer mañana ä Madrid.

Según el relato que hacían de tan extraño suceso, en el departamento inmediato al que ellos ocupaban, el central del coche y reservado, viajaba una señora sola.

Había salido el tren de la Roda y pasado sin detenerse por Casariche, cuando á poco los Sres. Soriano y Bores oyeron un grito terrible que había partido del departamento reservado.

Acto seguido se apresuraron á acudir, y vieron que la señora que lo ocupaba hallábase presa de un violento ataque de nervios.

Cuando logró serenarse les señaló las ventanillas del carruaje.

Los Sres. Soriano y Bores observaron entonces la señal de un proyectil que había atravesado los cristales de ambas ventanillas, pero sin herir á la señora ocupante del coche.

El disparo produjo dos orificios del tamaño de una peseta, como si hubiese sido hecho con arma de precisión y á corta distancia del vehículo.

Al llegar los viajeros á Puente Genil dieron conocimiento de lo ocurrido.

Se desconoce el nombre de la señora agredida, por haberse negado ésta á revelarlo.”



El Liberal (Madrid. 1879). Jueves, 3 de Junio de 1909. Pág. 4:

“SALVAJE ATENTADO

En la madrugada de ayer, cuando ya habíamos cerrado nuestras ediciones, recibimos el siguiente telegrama:

                                                        <<Córdoba 2 (1,46 m.).

Acaba de cometerse entre las estaciones de Casariche y Puente Genil un bárbaro atentado contra el departamento de un tren donde viajábamos Borez Romero y yo.

Desde el camino dispararon un tiro de bala, que atravesó dos cristales del departamento, que atravesó dos cristales del departamento, salvándose milagrosamente de ser herida una señora francesa que viajaba en el mismo.

Los viajeros indignados, reclamaron el auxilio de la guardia civil.

El suceso se ha comentado mucho por los amigos políticos que salieron á saludarnos en las estaciones.

Excuso los comentarios por mi parte—Rodrigo Soriano.

*
El Sr. Soriano, llegado ayer por la mañana á Madrid, refirió por la tarde, en el Congreso, detalles de la brutal agresión.

Estando el tren en macha, entre las estaciones de La Roda y Casariche, los Sres. Soriano y Bores Y Romero oyeron una detonación seguida de cristales rotos y luego voces de una señora presa de un fuerte ataque nervioso.

Una de las ventanillas presentaba en sus cristales un agujero abierto por un proyectil de arma de fuego, que debió salir por la ventanilla opuesta, que estaba abierta.

Mientras llegaba el tren á la estación de Puente Genil se le prestó auxilio á la señora, y una vez en dicha estación, el Sr. Soriano puso el hecho en conocimiento de la guardia civil.

El vagón que presentaba las señales del atentado, quedó en Puente Genil para las diligencias del juzgado.”





Diario de Córdoba de comercio... Año LX. Núm. 18.000. Jueves, 3 de Junio de 1909: 

“Suceso comentado

                                                              Madrid 2, 10,15 n.

    Es objeto de muchos comentarios el atentado cometido ayer, entre las estaciones de Casariche y Puente Jenil, por una mano criminal, que disparó contra el tren correo ascendente de Granada. 

    Parece que los disparos fueron dos, hechos con una arma moderna, á juzgar por los orificios de los proyectiles, los cuales penetraron en un departamento  reservado de señoras, contiguo al que ocupaban los diputados Bores Romero y Rodrigo Soriano y algunos extranjeros.”



El restaurador. Diario de propaganda católico-social y de avisos. Año II. Núm. 269. Jueves, 3 de Junio de 1909:
“Salvajada

En el Congreso se ha conocido un hecho verdaderamente salvaje, un atentado criminal cometido contra el tren expreso ascendente de Andalucía.

En uno de los compartimentos del tren hacía el viaje á Madrid el diputado señor soriano y el exdiputado Sr. Borés y Romero, y en el compartimento contiguo al que ocupaban éstos venía una señora de nacionalidad francesa.

Al pasar el tren por la inmediaciones de Casariche los viajeros oyeron un grito que les alarmó, pero por el momento no pudieron averiguar á que respondía, aunque desde luego las personas más próximas al coche de donde creían había partido, supusieron que algo anormal había sucedido.

Al llegar el tren á Puente Genil se esclareció lo ocurrido. El grito fue dado por la señora aludida á consecuencia de un fuerte golpe que advirtió en el coche y que fue causado por un balazo.

        En efecto, se observaron las huellas que había causado el disparo, consistentes en dos orificios del tamaño de una peseta. A juzgar por la dirección que llevaba el proyectil fue un verdadero milagro que la señora resultase ilesa.

Un capitán de la guardia civil que reconoció el coche comprobó que la bala había perforado las dos ventanillas, y confirmó el juicio de que el arma con que se hizo el disparo tenía que ser de precisión y muy moderna.

El coche que había recibido el balazo fue desenganchado del tren al llegar éste a Córdoba.”



El Pueblo. Año VII. Núm. 2019. Jueves, 3 de Junio de 1909:                                                         
                                                                                                                            “Madrid 3 (9m.)

Ha regresado el diputado republicano señor Rodrigo Soriano al que han interrogado inmediatamente los periodistas.

Soriano ha manifestado que entre las estaciones de Casariche y Puente Genil, le han disparado un tiro, cuya bala ha atravesado dos cristales, salvándose milagrosamente una señora francesa que viajaba en el mismo coche.

Este suceso en muy comentado.”



Diario de Córdoba de comercio... Año LX. Núm. 18.001. Viernes, 4 de Junio de 1909:


“-Un atentado.- El periódico madrileño España Nueva, del que es gerente don Rodrigo Soriano, narra de este modo el atentado cometido entre las estaciones de Casariche y Puente Jenil, del que ya tienen noticias nuestros lectores: <<Cuando más distraídos iban los viajeros sonó una detonación, un disparo de arma de fuego, causando en aquellos la consiguiente alarma. El proyectil atravesó dos cristales del coche y debió salir por una ventana del pasillo que estaba abierta. La bala pasó muy cerca de una señora extranjera que viajaba con su doncella en el mismo vagón de Rodrigo Soriano, y que milagrosamente salió indemne del lance. La señora prorrumpió en gritos pidiendo socorro. Acudieron los viajeros, los cuales al oír la detonación, creyeron desde luego que se trataba una agresión contra Rodrigo Soriano. Este, cuando se detuvo el tren en la estación de Puente-Jenil, se dirigió al jefe de la guardia civil, requiriendo el auxilio de este para descubrir al autor ó los autores del atentado. En Córdoba fué separado del convoy el coche en el que había viajado el señor Soriano, para ser reconocido. No hay que decir que los compañeros de viaje de dicho señor comentaban de diversos modos lo ocurrido, conviniendo todos en que se trataba de una infame agresión contra el gerente de España Nueva que, afortunadamente, ha llegado esta mañana á Madrid sano y salvo>>”


…O SALVAJADA???



El Defensor de Córdoba. Año XI. Núm. 2.939. Miércoles, 2 de Junio de 1909:

Rodrigo Soriano

Anoche pasó por Córdoba, Rodrigo Soriano, y según manifestó entre Casariche y Puente Jenil, fué tiroteado el vagón que él ocupaba.

Según telegrama recibido en este Gobierno civil al regresar anoche á Córdoba en tren expreso de Málaga y al llegar á Casariche le hicieron un disparo atravesando la bala dos cristales de un departamento reservado de señora sin que afortunadamente ocurriera desgracias personales.

Hasta aquí las noticias que tenemos del hecho, que no es atentado contra Soriano ni contra viajeros del expreso. Se trata sencillamente de una salvajada que va siendo el pan nuestro en la línea de Málaga y en la de Sevilla.

Raro es el día que no se apedrean un tren por Hornachuelos ó por La Roda y no ha sido una ni dos las veces que nos hemos quejado de que tal hagan ciertos salvajes en libertad.

Si ahora la emprenden á tiros con los trenes va á ser frecuente el caso de que días atrás dimos cuenta. Un viajero de la línea de Málaga recibió una pedrada en la cara, resultando herido.

Es menester que todos contribuyamos á que no se repitan hechos de esta clase que no son, repetimos, atentados, sino salvajadas.”



El Bien Público. Año XXXVIII. Núm. 10.822. Mahón. Martes, 8 de Junio de 1909:


“¿OTRA VEZ?

Los partidarios de Soriano en cuanto oyen un tiro creen que se trata de una agresión contra D. Rodrigo.

No hace mucho hicieron correr la nueva de que Soriano había sido víctima de un atentado en Valencia, y lo hicieron con tales aspavientos que hasta las autoridades se vieron en el caso de molestar a Hughes para saber lo que era cierto.

Resultó que Soriano pasaba una tarde en el campo, con todo sosiego, cuando aquí había partidarios suyos que contrataban ya la gasa luctuosa para el melón, según llaman los franceses al sombrero hongo.
Ahora se ha repetido el caso.

Un bruto que vagaba por la línea férrea, entre La Roda y Casariche, disparó un arma contra el expreso de Andalucía, en el cual venía Soriano para lucirse antes de que cierren las Cortes, y enseguida gritaron los vendedores de periódicos.

--¡El atentado contra Soriano!

Es demasiado señores.

¡Ni que se tratase de Dionisio, el Tirano de Siracusa!

Hablemos de Soriano, sí á ustedes les place; pero que no nos tengan ustedes con el alma en un hilo. Salimos á atentado mensual.

Eso, aparte de que, hablando del último, nos parece una ofensa grave á la disciplina del partido radical suponer que iba contra Soriano el disparo ese, porque se trata de una radicalada perfectamente definida.

¿Quién, que no sea muy radical, muy radical, ha de ser capaz, en España ni fuera de España, de enredarse á tiros contra un tren?”


Casariche. Un paseo por nuestra Historia.


©Francisco Estepa López.

No hay comentarios:

Publicar un comentario